Presentación del libro de Javier Borda «Hombre y Tecnología: 4.0 y más»

Ante una audiencia de más de 100 personas, Javier Borda desgranó algunos de los planteamientos de «Hombre y Tecnología: 4.0 y más», como la necesidad de crear tecnología humanizada, de subir el nivel intelectual y científico de las personas para crear una nueva generación de superhombres que eviten que las máquinas desplacen al ser humano.

La apertura del acto fue a cargo de Tristana Moraleja, diputada y portavoz del Partido Popular en la Comisión de Industria, Comercio y Turismo, que destacó la importancia de las personas en la era de la industrialización digital en la que nos encontramos.  Haciendo referencia a la obra de Javier Borda, resaltó que hay que ver los cambios como una oportunidad y no como una amenaza. Para lograr que la industria evolucione, es fundamental el talento, señaó, y que las personas tengan la formación necesaria.

A continuación intervino el autor del prólogo del libro, Manuel Antonio Fernández Villacañas Marín, quien destacó el valor científico de la obra. «A lo largo de los 7 capítulos, el profesor Borda explora con su estilo tradicional, su magisterio de siempre, fusionando racionalidad, pragmatismo, humanismo, y sobre todo, con la profundidad moral que le caracteriza y caracteriza los retos de la evolución 4.0, y entre ellos una dimensión fundamental: las personas».

En su presentación, el Dr. Fernández-Villacañas realizó un análisis de la relación entre el ser humano y los robots, citando la obra de Isaac Asimov, y también dos obras maestras del cine de ciencia-ficción: 2001, una odisea en el espacio, y Matrix.  Tras plantear una serie de cuestiones, como si una computadora podría ser tan humana como los hombres… concluyó que «resulta imposible para el ser humano crear algo mejor que él mismo.  Ser Humano es una condición necesaria para ser inteligente, mientras que ser inteligente no es necesario para ser Humano», y llamó a «encontrar el mayor y mejor uso posible para dicha inteligencia, mediante el desarrollo del liderazgo tecnológico y la inteligencia tecnológica»

Javier Borda Elejabarrieta, en su intervención, desgranó algunos de los aspectos más importantes que plantea en su libro, como la importancia de coger el camino de la Ciencia, la necesidad de desarrollar tecnología humanizada, o que Tecnología no son sólo TICs.

Planteó la necesidad de motivar a las personas que trabajan en la fábrica para que sientan curiosidad y elijan el camino de la ciencia frente al simple empirismo, siendo responsabilidad de los directivos de las empresas actuar como «profesores» para lograr esa motivación.

Señaló que los robots desplazarán todo aquello que tengan una inteligencia inferior a ellos, y por ello tenemos que subir de forma drástica el nivel intelectual y técnico de los profesionales a todos los niveles.  Necesitamos «superhombres» en intelectualidad, nobleza y lealtad.

Por último, planteó la necesidad de dotar a la tecnología de alma: «que esté basada en una visión, misión y valores sinceros», y que sea aplicada día a día en cada cosa, que se mida y se controle, y que los directivos den ejemplo. «Tenemos la obligación de crear empresas que sean ejemplo para la sociedad y para el país».

El acto se cerró con un entrañable diálogo entre Javier Borda y Manuel Antonio Fernández-Villacañas.

 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies