¿Por qué y cómo industrializar África?

La solidaridad con África está hoy mal entendida. Se enfoca a tolerar una inmigración descontrolada, sin relación clara con las oportunidades macroeconómicas reales de trabajo en nuestros países, y si, en cambio, con la presión de determinados grupos sociales que aprovechan para denunciar la situación sin proponer soluciones sostenibles. La inmigración descontrolada da origen a focos de miseria. Los cupos estrictos y realistas son más necesarios que nunca, de forma que solo se admita a las personas a las que podamos dar un trabajo digno en condiciones iguales a cualquier otro ciudadano, y que cumplan los requerimientos de adaptabilidad mínimos que vayan a posibilitarlo. De lo contrario podemos estar agravando el problema.

Continuar leyendo en El Economista.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies