Equipos Aumentados para la transformación Human 4.0

David López, Director de Organización e Innovación de Sisteplant


En estos tiempos de cambios tan profundos y rápidos parece necesario centrarse en los valores humanos como motor principal del progreso. Bajo esta premisa, se ha desarrollado un modelo que propone una transformación basada en que la tecnología ha de servir para aumentar las capacidades sensitivas, cognitivas y físicas de las personas. Esa es una de las ideas que subyacen detrás del concepto de Equipo Aumentado, que se refiere a un grupo de personas con competencias equilibradas y comprometidas con el cumplimiento de una aspiración común. Pero, es difícil encontrar en las empresas auténticos equipos de trabajo que funcionen con una coordinación perfecta, que se diviertan, que aprendan y que compartan esa aspiración común.

En estos tiempos de cambios tan profundos y rápidos, es fundamental poner el foco de atención en los valores humanos como motor principal del progreso, en una sociedad cada vez más digitalizada y automatizada.

Esta es una premisa que desde Sisteplant nos hemos planteado al crear el entorno organizativo Human 4.0 para favorecer el desarrollo de organizaciones y sus personas en el marco de la Industria 4.0.

El modelo propone una transformación sustentada en un principio fundamental: la tecnología ha de servir para aumentar las capacidades sensitivas, cognitivas y físicas de las personas. Por tanto, ha de incorporarse de forma acompasada con la evolución o revolución de las personas y de los propios modelos organizativos de las empresas.

Esto exige visión a largo plazo y la elaboración de un plan de transformación integral que maximice el potencial sinérgico del binomio personas – tecnología.

Así, identificamos varios rasgos fundamentales de las empresas Human 4.0:

  • Definen con claridad y concreción Visión, Misión y Valores, y además los utilizan como palancas de despliegue de comportamientos.
  • Lideran y exploran para transformar el hoy y el mañana, al tiempo que operan con eficiencia y eficacia para dotar de recursos a dicha transformación.
  • Realizan el esfuerzo de alinear los valores empresariales con los valores de las personas de la organización, e incluso con aquellos de sus clientes y colaborador es clave.

Ciclo de desarrollo de un proyecto

QUÉ RESULTADOS SE CONSIGUEN

La forma de trabajo del equipo aumentado no es una quimera, es fruto de la experiencia. Como ejemplo, citaré un proyecto reciente en una empresa del sector industrial, en la cual hemos desplegado este concepto en el ámbito de un proyecto de optimización de los costes de mano de obra directa. Se han configurado cuidadosamente equipos equilibrados compuestos por operarios, supervisores, ingenieros de procesos, técnicos de calidad y técnicos de mejora continua. El líder de cada equipo es un operario de la sección a optimizar, con personalidad, conocimiento del proceso, capacidad de crítica y autocrítica, y con dotes de «arrastre» para hacer que las cosas sucedieran. La Dirección puso como objetivo reducir entre el 25 por ciento y el 40 por ciento las horas de mano de obra, en función de la necesidad de cada producto para situarlo en el objetivo de margen.

Un equipo aumentado se configura para superar un objetivo, para lo cual su prioridad es incrementar su conocimiento sobre la materia a tratar, que adquieren bajo una perspectiva de aprender jugando

Pues bien, en el 90 por ciento de los casos, no sólo se ha cumplido el objetivo, sino que se ha rebasado ampliamente. Productos con un objetivo del 33 por ciento se redujeron hasta el 46 por ciento, por obra y milagro de Equipos Aumentados que definieron aspiraciones superiores a los objetivos marcados por la Dirección, y cuyos primeros pasos fueron comprender profundamente los procesos, haciéndose preguntas que antes no se habían hecho a pesar de haber estado trabajando en él durante años, observando los pequeños detalles, aprendiendo fundamentos de lean 6-sigma y sus herramientas para desplegarlas en cada caso, y estableciendo un clima colaborativo sin precedentes en la empresa (antes gobernada con «mano dura»).

Por ejemplo, en una sección de montaje manual, la velocidad de implantación ha sido tal, que de una semana para otra se ha evolucionado de un proceso en puesto fijo a una línea a pulsos perfectamente equilibrada pieza a pieza (one piece flow) y a ritmo de demanda (takt time), gracias a la cual no sólo se redujeron los tiempos de montaje, sino también su variabilidad (véase la gráfica de abajo).

En otra fábrica, se consiguió una mejora de productividad global del 28 por ciento en apenas meses de trabajo, lo cual fue aprovechado para ofertar a mejores precios y, de este modo, incrementar el volumen de ventas, lo que obligó a contratar a más personas (véase la siguiente gráfica). Un claro ejemplo de mejora de empleabilidad como consecuencia de la mejora de productividad.

CONCLUSIÓN

El trabajo en equipo es una cualidad de la que presume gran parte de los profesionales. Sin embargo, es difícil encontrar en las empresas auténticos equipos de trabajo que funcionen con una coordinación perfecta, que se diviertan, que aprendan y que compartan una aspiración común… Los líderes de las organizaciones deben saber trabajar en equipo y enseñar a trabajar en equipo. Y la fórmula del equipo aumentado es óptima para capitalizar el talento de las personas y aprovechar sus sinergias y sus competencias complementarias. Comprometido con una aspiración, el equipo aumentado genera conocimiento y lo convierte en acciones concretas que permiten conseguir beneficios sorprendentes. La experiencia así lo ha demostrado.

Fuente: Revista Capital Humano 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies