El futuro ya está aquí

La necesidad de llevar a cabo una rotunda transformación digital era ya un hecho conocido por todos desde hace años. Pero es ahora cuando somos aún más conscientes de que nos estamos enfrentando a cambios que ni somos capaces de imaginar y que además van a transformar profundamente las organizaciones y en especial la industria.

La tecnología nos permite nuevos marcos de relación en las cadenas de suministro, las estructuras organizativas están evolucionando en consecuencia, los modelos de relación han cambiado y cambiarán aún más. Sin embargo, y a pesar de la reacción inicial que ha marcado el 2020 aún no estamos listos para adaptarnos a todos estos cambios. O lo que es lo mismo: ser rotundamente más ágiles tanto en el flujo de información, en el domino de las variables de los procesos, como en la toma de decisiones.

Todo esto nos lleva a un rediseño de los procesos industriales, necesariamente tendrán que ser replanteados para reducir su contenido de mano de obra ya que en el marco actual, la ventaja competitiva no puede basarse solo en la productividad y en la reducción de costes sino en la capacidad de innovar de una forma diferencial llevando las personalizaciones al extremo y aprovechando todas las opciones que nos da la tecnología.

Lee el artículo completo aquí:

FUENTE: Revista Calidad de la AEC

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies