El 4.0 para evitar el despilfarro de alimentos

Cuando hablamos hoy de la fabricación y distribución alimentaria, es difícil no recordar el despilfarro por diferentes causas, desde calidades no conformes de materias primas y errores de proceso en los fabricantes, pasando por la ineficiencia y deterioros en la cadena logística, y terminando en la frecuente falta de conciencia en los hogares. Pero dejemos ahora a un lado a éstos últimos, con una problemática mucho más dispersa, para concentrarnos en las plantas y flujos de suministros hasta ellos. Crear ejemplo. Porque no se trata solamente de un problema de costes; es más, esto es lo menos importante. Es, sobre todo, un asunto moral, cuando hay tantas personas en el Mundo que pasan hambre. Y mirándolo de forma egoísta por las empresas del sector, será un problema el que las personas que trabajan en ellas, cada vez más preparadas y cultas, están concienciándose, y esperan que las organizaciones hagamos algo determinante para evitar semejante disparate . Afortunadamente, nos puede ayudar el que la base real del 4.0, modelo de funcionamiento de la fábricadel futuro, no son los robots, ni la informática inteligente -aunque estas sean herramientas valiosas a su servicio-. La base real y sostenible en el tiempo es el que las personas empleadas a todos los niveles se motiven con la tecnología y métodos que manejan al ver que comprenden sus intríngulis técnicos y su sentido estratégico y social, y que se sientan entonces capaces de hacerlos evolucionar.

Continuar leyendo el artículo de Javier Borda, Presidente de Sisteplant, en el portal Alimarket.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies