¡Industria ahora!

Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

En tiempos normales prudencia y cobardía se confunden, y agresividad y valentía también. La trivialidad lo permite. Pero hoy estamos en conflicto.

Tienen algo bueno las guerras:

  • Crean ilusión y solidaridad.
  • Ponen a cada uno en su sitio.

En tiempos de “estabilidad” (eso que tanto reclamamos las empresas, y que en realidad significa “déjennos en paz”, que lo hacemos mejor) es sencillo innovar e invertir. Y es sencillo que consigamos materializar ese potencial, que por nuestra sencillez relativa tenemos, de ser “minisociedades ejemplares”.

Pero ahora estamos en guerra.

Lo del 2009 no fue una, fue aburrimiento y degeneración originada por un sistema financiero obeso que no hacía deporte. Había que sanear, y por eso duró.

Hoy, eso que entonces fue pura decadencia, es un accidente (maldito o bendito bicho?) que nos empuja a revolución y salida repentina; el polo opuesto:

  • Reindustrializar con valor añadido de verdad.
  • Invertir en tecnología y cyber-fábricas.
  • Promocionar su simbiosis con el “hombre tecnológico”.

Esto no tiene por qué esperar a nada, pararlo no es prudencia, es cobardía, y nos volverá a dejar atrás para cuando muy pronto todo rebote.

Reindustrializar con cyber-fábricas ( de otro modo no merece la pena) no es un conjunto de planos de máquinas y edificios. Ambos responden a un modelo profundamente interactivo entre generación de valor garantizable, flexibilidad y agilidad límites, informática inteligente, y modelos de organización adaptativos en tiempo real. Esto último es el motor y lo más delicado de obtener. Todo esto requiere un estudio estratégico-tecnológico profundo, y no algo meramente oportunista. Nada más lejos.

Hay dos razones técnicas para adelantarse; 1- Las oportunidades que ahora salen son atractivas y alguien se adelantará. Mejor nosotros, y 2- Las nuevas fábricas o cambios organizativos relevantes deben salir con el modelo mejorado desde el tiempo cero, pero su diseño e implantación son laboriosos. Entonces, como la salida en el 2021 será en “V”, tenemos que aprovechar desde ya lo que nos queda de año para concebir y lanzar el cambio.

Diseñemos y planifiquemos con cuidado esto ahora para tenerlo todo listo y poder fabricar en otra categoría desde primeros del 2021.

Precisamente porque estamos en guerra y necesitamos moral y futuro. Y ganar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses cookies for your best user experience. If you continue, you are giving your consent to the acceptance of the aforementioned cookies and acceptance of our cookie policy . Click the link for more information.

ACEPTAR
Aviso de cookies